Elogio a la diversidad pre primaveral

Por Ana Paula Páramo Iturburu y Antonela Giuliano
Agosto 2007
Aguafuertes Valletanas 
Redacción Periodística I

plaza banderas

 Plaza de las banderas en Neuquén 

Todo médico, deportista o, por qué no, algún abuelo ha dicho alguna vez: “donde entra el sol no entra el doctor”. Valiéndonos de esto como justificación para olvidarnos por unos largos minutos de de Gaulle y Churchill y de toda nuestra agraciada y fiel vida de estudiantes, decidimos dar un paseo por la Avenida Argentina con destino final la Plaza de las Banderas, que no tiene nada que envidiarle a la sofisticada París de de Gaulle ni al aristocrático Londres de Churchill.

 Nuestra intensa subida nos hizo desear haber sido más deportistas en el pasado, pero al llegar a la gloriosa fuente y escuchar el sonido del agua al caer nos hizo recobrar el aliento y las energías.

Ya logrado nuestro objetivo fijamos nuestra vista alrededor y comenzamos a observar la cantidad de personas que habían salido a disfrutar de este adelanto de primavera en agosto. Tirados bajo el sol, sobre el pasto, charlando cosas que los alejen de las rutinas, de él o de ella, de esto o aquello y de la inmortalidad del cangrejo.

Algunos deportistas adelantan la temporada de verano ya sea caminando, trotando o en bicicleta para llegar esbeltos al verano.

Unos metros más allá, un grupo de amigos sentados en ronda conforman lo que graciosamente definimos como la nueva generación de “verano del '98”, con un llamativo líder que con guitarra en mano entona fragmentos de canciones a pedido de los amigos. Los miembros que lo conforman son diversos: está la loca chica que baila las canciones sin vergüenza a lo que alguien pudiera llegar a pensar, las chicas chillonas que se arrojan comida, y el flamante “banana” con lentes oscuros y peinados a la moda y por último la parejita que sutilmente se escabulle detrás de un árbol a hacer cosas que, desde donde estamos, no alcanzamos a ver.

Entre la cantidad de autos que circulan, los que se detienen por un rato son lo que tienen innovaciones para mostrar, como súper stéreos, llantas cromadas y los ya prohibidos vidrios polarizados.

Frente a tanta diversidad de personajes y todos agrupados, nos llamó la atención, o al menos nos dio cierto grado de curiosidad, la soledad de la señora frágilmente acompañada por su perro a quien le aferra instintivamente la correa por miedo a perderlo. Por sus actitudes maternales hacia el animal comenzamos a pensar a quién podría estar reemplazando el pequeño cuadrúpedo y tristemente imaginamos la pérdida de su marido y el vacío que inútilmente intentaba llenar con el irracional animal que movía alegremente su colita ajeno al dolor de su dueña. Quizás la mujer se aferrara a este animal porque le traería recuerdos de un pasado lleno de colores y alegría compartida.

Por la euforia de la mascota amargamente dedujimos (esperamos erróneamente) que éste no tendría muchas tardes como ésta para disfrutar de largas caminatas al aire libre, ya que probablemente viviría con su dueña en una pequeña casita o departamento sin patio. Fuimos más lejos con nuestra imaginación y pensamos en una pequeña jubilación y alentamos estos pensamientos.

El sol comenzó a esconderse, la tarde a ponerse fría y los presentes a irse a sus hogares. Nosotros nos fuimos con el pensamiento de que una soleada tarde saca lo mejor de la gente aún a los más solitarios. Y en medio de la multiplicidad de personajes que describimos deseamos que, aún durante los días nublados, las preocupaciones ocupen un segundo plano y que el deportista exhiba exitosamente su cuerpo en el verano y encuentre quien le unte bronceador, que el guitarrista siga rasgando su instrumento todo el día, que la parejita use protección, que el fachero le agregue nuevos parlantes al auto y que la viuda conozca algún buen partidario en un bingo pero, por sobre todo lo anterior, que la bajada no nos sea tan larga y ardua como la subida.

(Foto Interpatagonia)

Neuquén, agosto de 2007 

AddThis Social Bookmark Button
 
escort bayanankara escort

Home | RSS Feed Proudly Powered by Joomla Design by : Free Joomla 1.5 Template | Supported by : Modern Home Design | CSS | XHTML

Top