Otros teóricos

Inicio >> Teóricos > Evolución de la identidad visual del diario...

TEÓRICOS


Evolución de la identidad visual del
diario Río Negro en el período 1980-2000

Julio Bariani (2003)

En el marco del proyecto de Investigación 04/ D042. Estrategias en la comunicación escrita y visual en un diario de referencia. Nuevas tecnologías: cambios en la presentación visual. Secretaría de Investigación. Universidad Nacional del Comahue.

INDICE

Resumen

El formato
La marca
Las columnas
La tipografía
Color
Conclusiones
Notas
Bibliografía

Resumen
¿Cuáles son los elementos que deciden la constitución de un diario?: ¿cuáles son el contenido, el receptor, la propuesta periodística y el segmento de la población al que está dirigido? Éstos se constituyen en los componentes decisivos de su propuesta visual y periodística. Algunos elementos son variables, como el contenido periodístico; otros se mantienen constantes y definen su identidad, como la perspectiva comunicacional o la identidad visual: la marca, la tipografía, la presencia y sintaxis de determinados elementos gráficos, su morfología.

En el presente trabajo, me detendré en el análisis diacrónico --en el lapso que abarca desde 1980 a la actualidad-- de cuatro elementos de la portada que hacen a tal identidad visual en el diario Río Negro: el formato, la marca, las medidas de las columnas, la tipografía-- y en algunos casos, recursos gráficos.


El formato

Río Negro se inició con el formato sábana en 1912, era un periódico quincenal. A partir de 1959, se vuelve diario y adopta el formato tabloide. En el período abordado el formato se ha mantenido estable: 29 cm. x 42 cm. Este formato ha sido adoptado por la mayoría de los periódicos nacionales, aunque con ligeras variantes que acentúan determinada personalidad --como el tabloide que emplea el diario Clarín, levemente reducido, formato adoptado también por La mañana Neuquén, el competidor de Río Negro-el tabloide del RN es moderno y ágil.

El segmento de público al que se dirige este tipo de diario de fácil manipulación es de características móviles: comparemos este tipo de formato con el que emplea de manera consecuente el periódico La Nación: el sábana. Este periódico apunta a un tipo de lector que se instale en la sala, bajo la lámpara, a leer. Apunta, La Nación, a un lector de biblioteca, con todo lo que implica en el tejido social una tal pretensión; mientras que los que optan por estos formatos más reducidos se dirigen a un tipo de público atrapado en la vertiginosa movilidad de la ciudad: el diario es legible en un subte, en un micro, o de pie mientras se espera el turno en la cola de un banco. El formato define per se un modo de lectura y apunta de modo casi decisivo a un sector - sectores de la sociedad.


La Marca

La marca es un supersigno (1) constituido por tres signos: uno verbal, la palabra; uno icónico, el símbolo-isotipo, y uno cromático; en el caso del Río Negro la marca carece de un símbolo-isotipo --no así el diario Clarín, por ejemplo, que tiene el símbolo del individuo tocando el clarín.

En los 80 --y desde sus orígenes--, la marca estuvo constituida por una tipografía de la familia de las egipcias. Las letras tienen terminaciones en sus rasgos (serif). Blanchard la define: "El Egizio representa el modernismo del siglo XIX y fue diseñado por Aldo Novarese en 1954" (Blanchard, 1988: 80). Esta es una tipografía que comienza a aparecer con la revolución industrial en la aplicación de afiches de comunicación de las primeras piezas publicitarias. Un doble gesto entonces: tradición y renovación en la selección tipográfica que define la marca e identidad del diario. Se puede observar en muchos de los diarios nacionales e internacionales, el mismo rasgo, la misma familia tipográfica en la definición de su marca: El Día (La Plata), Le Figaro o el intento de Perfil.

Desde mediados de los 70, la marca está armada desdoblando la palabra en una línea superior y otra inferior que constituyen un bloque reforzado por la sombra proyectada por los tipos: este tratamiento le otorga volumen.

Río Negro se ha manejado con la impresión en negro hasta el año 92, por las limitaciones técnicas de impresión; aunque en su imagen de empresa utilizaba el color amarillo combinado con el negro en todos los otros soportes: identificaciones vehiculares, indumentaria de los canillitas, aplicación en papelería y carteles.

Hasta el momento de rediseño, que fue en el año 96 (2), la marca siempre estuvo inscripta en un recuadro de puntas redondeadas con su borde muy marcado. Estaba acompañada con el slogan: "Diario de la mañana". Flotaba en un conjunto de elementos (títulos, texto, imágenes) sin una posición definida, aunque siempre en la mitad superior de la página.
Aun cuando los recursos de impresión permitieron el ingreso del color, la marca continuó siendo en blanco y negro.

 
   
El diario Río Negro en 1990

A principios de 1996, Río Negro propone un cambio total de diseño, entonces, la marca pasa a ocupar de manera permanente e inamovible la parte superior del diario, en una sola línea, con el refuerzo del color en un degradé del amarillo al rojo, apoyada sobre una barra de color rojo, el volumen que abarca es un diez por ciento de la página. Se conservó la misma tipografía, aunque más condensada, con una sombra gris de trazo más discreto que en los casos anteriores. Va acompañada en la cabecera e inscripto por encima de la barra de apoyo, por el slogan "En la Patagonia desde 1912".

No es de descartar la abierta referencia a la Patagonia, ampliando el registro de inscripción del periódico de una provincia a una región completa, de este modo se coopta la oferta identitaria de una región que en el país e incluso en el extranjero, se estaba volviendo más representativa que el propio país que la contiene. El slogan anterior concentraba su oferta en la hora del día: diario matutino; el slogan actual mapea el país y se decide por el gesto cartográfico de pertenencia.

La selección cromática no es afortunada, aventuro la hipótesis de que se quiso mantener de alguna manera el amarillo identificatorio de la empresa, pero en el tratamiento de gradación del amarillo al rojo, la paleta remite a una geografía tropical, lejana de los vientos y fríos patagónicos que definen las aventuras cromáticas de la provincia que le da nombre. Se privilegió el impacto en el juego de contrastes rojo-negro sacrificando la identidad en beneficio del impacto visual. Estos cambios coinciden con una incorporación de tecnología de avanzada y con la consolidación del grupo Río Negro: se subraya la presencia del constructo vinculado con la industria cultural al que remite la marca.

A lo largo del tiempo, la marca ha dado una extraña elipse que la retorna al punto de partida: en el primer número ( Río Negro, Mayo 1º de 1912) aparecía, como en la actualidad, sobre el borde superior con un extenso slogan, casi un manifiesto: "Periódico quincenal independiente - Defensor de los intereses generales del pueblo- El de mayor circulación en la región".

 
   
El diario Río Negro tras el rediseño de 1996

Por un lado, la marca fue bogando en la parte superior de la página, se la desdobló, se la inscribió en un rectángulo de ángulos redondeados, y el rediseño del 96 la retornó a la parte superior, separándola de la noticia cotidiana. Por otro lado, su ubicación en un espacio visual de jerarquía, literal y metafóricamente a la cabeza de la información que presenta, lidera; no es como en los años anteriores una rúbrica que legitima lo periodístico, sino que esta vez es el peso de la empresa la que respalda el material.

También el derrotero del slogan es llamativo: en el que da origen al periódico se incorporan el momento de aparición en el tiempo "periódico quincenal" y la referencia a la región --que antes lo era la provincia--; luego, se privilegió el momento de aparición "diario de la mañana" y se suprimió el gesto cartográfico; en el 96 se vuelve a lo regional a través de la puerta patagónica. Lo que quedó fuera del slogan original a lo largo de los años fue "Defensores de los intereses generales del pueblo", desplazando la orientación política popular en beneficio de otros intereses.


Las columnas

En los 80 la caja tipográfica --el área de impresión en la superficie de la página-- contaba con una grilla de base de seis columnas. El tamaño de la tipografía de los bloques de texto era coherente con el tamaño de columna: los tipos eran más chicos que los que hoy tomamos como normales; cuando se hace el rediseño --por una cuestión de legibilidad y necesidades gráficas vinculadas con los intereses de los lectores-- se amplían las columnas y la grilla de base se reduce a cinco, ampliándose en consecuencia la tipografía. Hay mayor superficie de imagen y menor de texto: de un diario para leer se pasa a un diario para mirar.

Dicho esto en cuanto a su grilla vertical; en referencia a la grilla horizontal, no ha tenido un criterio muy rígido en cuanto a los bloques de material informativo: imágenes y texto navegan entre las líneas horizontales y verticales resolviéndose según las necesidades del momento. De todos modos, cuando se opta por un determinado partido, se lo resuelve en bloques muy definidos, no hay excesivo riesgo o juego visual.


La tipografía

Los ochenta encuentran el diario con tipografías de la familia de las sans serif, de palo seco, Helvética, Futura y Antique Olive; esta familia de letras reduce el signo a su esquema esencial, a su esqueleto, es funcional a la confección de periódicos, limpia, moderna, sencilla y capaz de destacar en la página. Las tipografías negras son aplicadas en especial en los títulos; las volantas tienen variantes en su tono --blancas o medias. La selección responde a un criterio de diseño que data al diario: de manera indudable, uno ubica una página de éstas en los principios de la década de los 80, cuestiones de tendencia de diseño y posibilidades tecnológicas definían el perfil tipográfico de los periódicos, armando un lenguaje visual determinado. En esta etapa el diario tiene mucha fuerza visual al apostar a los títulos y a las imágenes en tapa.

Algunos años después, RN toma otro rumbo en sus concepciones periodísticas y de diseño: la tapa se puebla de densas columnas de texto; los alfabetos de los titulares se modifican, es dominante el alfabeto Century, con los serif acentuados --casi una transición entre las egipcias y las romanas; vale decir, se abandonan las de palo seco. Son escasas las variables visuales: cada título aparejado con el texto correspondiente. Visualmente se generan distintos planos de gris.

A principios de los 90, se consolida esta propuesta tipográfica, aunque la proporción entre textos y títulos aumenta en beneficio de estos últimos. Proliferan los recursos gráficos (recuadros, grisados) produciéndose páginas abigarradas, sin descanso visual alguno: la página no respira sino que asfixia al ojo en un embate de información e imágenes. Hay algunos indicios de lo que el periódico sería más tarde: aparecen las bajadas, ofreciendo diversas entradas para las noticias. La selección tipográfica se inclina en favor del alfabeto Times, que continúa hasta nuestros días.

Al incorporarse la fotografía color, 1992, la tipografía Times (3) para volantas y bajadas, y la coherencia en los usos, tanto en los cuerpos como en las variables, y la mayor presencia de los blancos, se rescata al diario de la ahogada experiencia visual en que se encontraba sumergido.

Del 93 en adelante cobra un protagonismo decisivo la foto color y el aumento en el cuerpo de los títulos. Otro hallazgo ha sido incorporar los números de páginas de manera enfática, que remiten a las notas del interior, casi con el concepto de links de Internet.

 
   
El Río Negro en el 2001: la foto color protagonista


Color

El color se incorpora alrededor de 1992 y estaba destinado de manera exclusiva a la imagen y a algún que otro recurso gráfico como las barras. Luego, a partir del año 96, se incorporan cuadros de color con tipografía blanca o negra, en armonía con la fotografía: la foto dominante de la portada (centro del impacto visual) y la foto complementaria distribuyen el tránsito visual entre las imágenes, el texto y los bloques de color sobre los que se inscriben algunos títulos. Para los bloques de color con texto se eligen colores desaturados, hacia el negro y el blanco.


Conclusiones

El diario RN no escapó a las tendencias visuales de las épocas por las que ha ido atravesando, ni tuvo propuestas agresivas que rompieran con las dominantes; las resoluciones visuales operan según las posibilidades técnicas en las diversas etapas. El corte decisivo lo marca el año 1996 en el que la incorporación de maquinaria y tecnología actualizada definen un punto de ruptura respecto de las etapas anteriores.

En el ámbito periodístico, la era global trae aparejada una cultura del ojo que opera según la lógica de la vitrina --la página está pensada de acuerdo con un criterio, por qué no decirlo, plástico--, el leer ha sido orientado hacia el ver y entre estos polos se debate el quehacer periodístico. No sólo se brinda información, hay que verla: en ese caso, el RN acepta las imposiciones del mercado.

De todos modos, el diario no ha evolucionado de una manera uniforme: se aprecian islotes en los que se ha inclinado visualmente hacia determinados partidos. Entre los años 1996-2003 se advierte una suerte de estabilización en los componentes de portada: la marca, antes flotante, pasa a ocupar un lugar fijo; los bloques de texto se reducen y los títulos crecen en importancia; la fotografía, transformada en instrumento informativo central, se consolida.

El rediseño de la marca señala un campo de valores que no hay que descuidar: llamativamente lo que dice el slogan lo desdice el partido cromático elegido. La ambigüedad generada por ambos elementos describe una fuerte tensión que seguramente se comprueba en el contenido periodístico de sus páginas. Entre la toma de partido identitario (Patagonia) y las exigencias de mercado (color rojo) el periódico da cuenta de las tensiones experimentadas.

Río Negro ha combinado un criterio informativo clásico, dentro de las heterodoxia contextual que facilitan los géneros, con una apuesta visual renovadora, estética y funcionalmente aceptable. Los dispositivos activados han producido una cierta desidentificación, si bien el periódico sigue atendiendo a las necesidades inmediatas locales y regionales. Es llamativo que el modelo que propone el RN está siendo imitado, de alguna forma, por su competidor inmediato, La mañana Neuquén . Incluso se propone la otra provincia norpatagónica como marca, desplazando, en el caso neuquino, lo regional La mañana del sur, con lo provincial: Neuquén.

Desde la década del 90, un nuevo reto se presenta para la prensa periódica: no sólo se debate con la información inmediata obtenida por la imagen televisiva (pensemos en la secuencia eternamente reiterada el 11 de setiembre de 2001, con la caída de las torres gemelas), sino también con la marea informativa proveniente de la red: tal vez, la respuesta más acertada sea la que está adoptando el RN, privilegiar los intereses regionales, que en el mundo globalizado han pasado a constituir el borde de un centro que está en ninguna parte.

-----------------

NOTAS

1. Cfr. Costa, 1993: 30.

2. Algunos pasajes de esta ponencia remiten a mi "Las batallas de la imagen", ponencia leída en las III JORNADAS DE INVESTIGACIÓN, Facultad de Humanidades, Universidad Nacional del Comahue, 2001.

3. La tipografía Times es una revitalización de las romanas diseñada por Stanley Morrison para el diario inglés The times en los años 30.

--------------

BIBLIOGRAFÍA

Río Negro, Mayo 1º de 1912. General Roca

Río Negro. Diario de la mañana. General Roca. Números correspondientes a 10 de marzo de 1990; 14 de abril de 1991; 5 de mayo de 1992; 29 de junio de 1993; 10 de junio de 1994; 18 de junio de 1995; 1 de marzo de 1996; 21 de agosto de 1996; 10 de octubre de 1997; 6 de junio de 1998; 31 de enero de 1999; 12 de mayo de 2001.

BLANCHARD, Gérard (1998). La Letra Barcelona, Ediciones CEAC.

COSTA, Joan (1993). Identidad corporativa, México, Editorial Trillas.

DE LORENZI, Miguel (1997). "La lectura fue nada más que la recuperación del discurso oral grabado en símbolos gráficos" En Revista Tipográfica Año XI Nº 31, p. 16-23.

-------------

Prohibida la reproducción total o parcial de este trabajo. Si quiere citarlo o establecer un enlace:

BARIANI, Julio (2003). "Evolución de la identidad visual del diario Río Negro en el período 1980-2000". Red-accion, sitio web del Area Periodismo de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. General Roca: Universidad Nacional del Comahue. Disponible en:
http://red-accion.uncoma.edu.ar/asignaturas/identidad.htm