Otros teóricos

Inicio >> Teóricos > Eva Perón: a 50 años de su muerte

TEÓRICOS

Eva Perón: a 50 años de su muerte
Por Juan Carlos Bergonzi (*)

Destruida por el cáncer, María Eva Duarte de Perón murió el 26 de julio de 1952 a los 33 años. El frío y la persistente lluvia no pudieron detener el torrente humano que quiso despedir sus despojos. Once meses antes, demacrada, débil y con voz grave, había comunicado dramáticamente su decisión de no postularse a la vicepresidencia de la República para el período 1952-1958.

Esa determinación, tal vez la más significativa en su breve carrera política, marcó visiblemente la inestabilidad de su salud física. Su muerte, deseada por unos y llorada por una enorme masa de seres humildes mostró, en la Argentina de los cincuenta, la polarización de la sociedad que con la perspectiva de medio siglo permite interpretar la trayectoria de Eva Perón como un fenómeno cultural antes que político.

Desde octubre de 1945 la Argentina nunca volvería a ser la misma, dice el historiador Joseph Page, y agrega: "La clase obrera por primera vez desfiló hacia la escena política y logró una trascendente noción de su propio valor". La figura de Eva Perón está íntimamente relacionada con ese movimiento de masas que llegará al poder constitucional en febrero de 1946.

La proyección de la primera dama, que por entonces tenía 27 años, conmovió a gran parte de una sociedad que venía de un extenso lapso de dictaduras, gobiernos espurios y concordancias de cúpulas. El ingreso al escenario público desde el mismo corazón del poder le permitió establecer una corriente de comunicación con intensidad inédita, más cuando los contenidos del mensaje estaban originados en cuestionables propuestas. Comenzaba a construirse un nuevo espacio con dos códigos que se relacionaban de manera indisoluble: la cultura y la comunicación.

El discurso de Eva Perón fue ratificatorio de esa conjunción que instalaba en sus seguidores una forma de comportamiento que imponía aprender y compartir cosas nuevas; requería una comunicación que demandaba decodificaciones y símbolos que debían ser aprendidos. Por ello, como señalaba el comunicólogo Alfred G. Smith, cultura y comunicación son inseparables.

El contenido discursivo de Eva Perón estaba fuertemente enlazado con una mirada de género en la machista sociedad nacional de mediados del siglo XX. Su accionar era en dos frentes: el turbulento escenario político y en consolidar un particular canal de entendimiento con marginales, excluidos o "condenados de la tierra", como fatalmente los designaba el sociólogo argelino Frantz Fanon.

A partir de esas definiciones que orientaron su vida política y social, el enfrentamiento con los sectores tradicionales era continuo y desgastante. Se atribuyó su facilidad para lograr la empatía con los postergados al uso discrecional del "oro acumulado en los pasillos del Banco Central", fortuna que le permitió ejercer un rol demagógico sustentado en las carencias de la gente. Una acción distribucionista a ultranza con retorno incondicional de los destinatarios.

Los adeptos vieron en ella la representación de la transgresión, innovación; atención a sus problemas y protección frente al desamparo. Dos maneras de interpretar y convivir con un fenómeno que llega a juzgarse como incompatible con la esencia de la vida democrática y, paralelamente, como la génesis de un estilo distinto para desarrollar prácticas políticas y sociales legítimas con protagonismo femenino.
Los casi siete años del gobierno peronista (1946-1952) estuvieron unidos a cambios y transformaciones en la Argentina de posguerra. En ese contexto, la Eva dubitativa de los inicios de la gestión de su esposo se fue convirtiendo en fuerte y resolutiva. Para los años cincuenta, en pleno esplendor del gobierno, el entramado cultural de la sociedad registraba modificaciones. Edgar Morín en "El Espíritu del Tiempo" escribió que la cultura es un cuerpo complejo de normas, símbolos, mitos e imágenes que penetran en la intimidad de los individuos, estructuran sus instintos y orientan sus emociones. Una buena parte de la sociedad había sufrido una enorme transformación. Nada sería igual en los años por venir.

Su funeral se constituyó en un acto de comunicación masiva de fidelidad, más allá de ciertas devociones con figuras carismáticas. Se había convertido en el primer ícono del movimiento peronista. El valor simbólico asignado a su figura fue demostrado por las medidas tomadas luego del golpe de Estado de setiembre de 1955. Las prohibiciones por decreto para designarla por su nombre, la destrucción de monumentos recordatorios, fotografías, el secuestro y desaparición por más de 16 años de su cadáver no pudieron eliminar la incorporación de su persona a la cultura de miles de sus semejantes. "La memoria del pueblo no se reemplaza por la memoria de los técnicos", afirmó el escritor Tomás Eloy Martínez.

La estrategia de los actores militares de entonces en el campo de censuras, desapariciones y muertes se reprodujo en marzo de 1976.

Se comprobaba que nada se puede cerrar por imperativo de la negación.

A cincuenta años de la muerte de Eva Perón, una parte importante de la sociedad argentina debate sobre ella. Todavía inspira odios y rencores. También amor y nostalgia. Se emiten conclusiones reduccionistas de rechazo o amplios reconocimientos de gratitud. Se han escrito libros, filmado películas y documentales. Integra definitivamente el patrimonio cultural y comunicacional de esta Argentina de incertidumbre y desesperanza.

Con opiniones a favor o en contra, racionales o sustentadas en la pasión, conviene recordar a Ernesto Sábato cuando dijo "...aún hoy en una humilde casa una vela alumbra un retrato de Evita...".

*Periodista. Profesor e investigador en Comunicación Social. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional del Comahue.
Artículo de opinión publicado en el diario Río Negro el día Lunes 22 de julio de 2002 "Eva Perón: a 50 años de su muerte"
http://www.rionegro.com.ar/arch200207/o22g02.html

Prohibida la reproducción total o parcial de este trabajo. Si quiere citarlo o establecer un enlace:
Juan Carlos Bergonzi. "Eva Perón: a 50 años de su muerte". Red-accion, sitio web del Area Periodismo de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.
General Roca: Universidad Nacional del Comahue. Disponible en:
http://red-accion.uncoma.edu.ar/asignaturas/evaperon.htm