Otros teóricos

Inicio >> Teóricos > Deporte, mercantilización e identidades

TEÓRICOS

Deporte, mercantilización e identidades
Por Sebastián Espiño

 

Introducción:

En una sociedad en la que los medios de comunicación tienen cada vez mayor influencia sobre la consolidación de la cultura y donde las prácticas cotidianas se ven a diario reflejadas en los diferentes soportes mediáticos, es necesario realizar diferentes análisis y críticas con el objetivo de observar de una manera más integra la realidad de los fenómenos expuestos en los medios.

 

Históricamente, el deporte ha acompañado la historia de las diferentes sociedades. Desde las antiguas civilizaciones orientales, pasando por Europa y las civilizaciones aborígenes americanas han tenido dentro de sus culturas, actividades que se asemejan a los más populares deportes practicados en el mundo actual. Sin embargo, desde fines del siglo XIX se ha producido un desarrollo mundial de las diferentes competencias deportivas que ha dotado al fenómeno de un alcance global, a partir del cual las actividades deportivas se han instaurado en cada rincón del Planeta.

 

Conjuntamente con ese crecimiento global del deporte, se fue dando el progreso de los medios de comunicación a la par de la instauración y consolidación del capitalismo como sistema económico hegemónico. Esos dos factores fueron sin duda los principales detonadores de un fenómeno, mediático y consumista, que está hoy en día se encuentra en su total apogeo.

 

Ese tridente formado por el deporte, medios y el sistema capitalista, es lo que buscará relacionar este trabajo, buscando casos notorios en los que se explicite la combinación entre los tres.

 

El marco teórico a utilizar estará definido por los textos “La izquierda y la identidad política” de Eric Hobsbawm, en el que se desarrolla la noción de identidad; “El enemigo de la naturaleza. ¿El fin del capitalismo o el fin del mundo?” de Joel Kovel donde se muestran las diferentes influencias del capitalismo y empresas en la vida actual; “Magallanes en bermudas” de Andrés Dimitriu en el que se menciona al desarrollo del deporte-espectáculo como una de las nuevas formas de producción económica. Además, la espectacularización mediática del deporte ha llevado a cambiar concepciones temporoespaciales que hacen también a la demanda unificadora y homogenizadora planteadas por el sistema de la globalización. Esto se verá a través de la óptica de las nociones desarrolladas por Héctor Schmucler y Patricia Terrero desde el texto “ Nuevas tecnologías y transformaciones del espacio”.

 

Con respecto a lo que tiene que ver con el deporte específicamente, se tratará de contextualizar el campo deportivo dentro de nuestro país, buscando esencialmente los diferentes puntos en común con los medios de comunicación y capitalismo, buscando y estableciendo relaciones con los conocimientos expresados dentro del material teórico mencionado en el párrafo anterior.

 

Es a partir de esas relaciones, que se intentará cumplir el objetivo del presente texto en el que se busca demostrar como a partir de los medios de comunicación se construye la identidad de los protagonistas directos e indirectos dentro de los espectáculos deportivos.

 

Contextualización del tema a partir del marco teórico:

 

Previo al desarrollo de lo que tiene que ver estrictamente con el fenómeno del deporte, creo oportuno realizar una serie de definiciones conceptuales para que se comprenda mejor la situación que se va a analizar. Con esto, se quiere hacer una presentación de los puntos fundamentales que serán tomados del marco teórico, para dar una visión más compleja y enriquecedora sobre la temática escogida.

 

La noción de identidad es relativamente nueva en el campo de las ciencias sociales. Las primeras manifestaciones de este termino surgieron alrededor de la década del sesenta cuando las minorías comenzaron a ocuparse sobre el tema. Así, aparecieron grupos que marcaron el camino hacia la construcción y definición del concepto, como lo fueron las agrupaciones feministas, los homosexuales y los discriminados por el racismo en Estados Unidos. Según Erich Hobsbawm (2000:3) “los hombres y las mujeres buscan grupos a los cuales poder pertenecer, con seguridad y para siempre, en un mundo en el que todo lo demás resulta movedizo y cambiante...”

 

Según la concepción de este autor inglés, las identidades concernientes a lo colectivo se definen de manera negativa, es decir, que un grupo se reconoce frente a otro por las diferencias que poseen. Esto será de importancia al momento de estudiar los distintos miembros de la comunidad deportiva, teniendo en cuenta que a partir de esta concepción las construcciones identitarias no se basan en los aspectos comunes de los individuos.

 

Existe, también, la posibilidad de elegir entre una multiplicidad de identidades y “máscaras” , más allá de que será una la que marque una diferencia por sobre las demás.

 

La nueva vertiente de espacios económicos buscados por el capitalismo han construido al deporte en uno de los blancos mayor facilidad de acceso. Por ese motivo, bien viene tomar algunos de los conceptos expresados por Joel Kovel (2005) y relacionarlos con el ámbito de este trabajo. Asociada con la comprensión del tiempo vemos la homogeneización y la comprensión del espacio, y con el tiempo y el espacio así preparados, se acelera la penetración del capital en todos los aspectos del mundo vital de los individuos y las comunidadaes” (2005:78).

 

Entender al mundo del deporte actual en su esfera profesional como una de las industrias más fuertes del sistema ha sido uno de los objetivos previamente a la redacción del informe. Por ese motivo, será pertinente la utilización como marco de referencia teórica de un artículo que denote el rol del mercado deportivo dentro de las nuevas tendencias capitalistas. Según Dimitriu (2001:2), el deporte se encuentra dentro de uno de los sectores privilegiados, debido a su adaptabilidad y movilidad, para ubicarse dentro de la dura competencia de destinos: “ la industria del deporte puede identificar con rapidez nuevos nichos de mercado, aprovechar sitios o recursos no explotados y acelerar tasas de rentabilidad en una sinérgica combinación con otros sectores, como transporte, servicios bancarios, hotelería, arquitectura, publicidad y medios”.

 

El último eje conceptual a definir será el que corresponde a los cambios en la percepción del tiempo y el espacio, principalmente definidos por los medios de comunicación. Si bien el texto de Héctor Schmucler y Patricia Terrero (1993) tiene sus principales fundamentos en las variaciones espacio temporales dentro de las ciudades, hay conceptos que ayudarán para comprender como en el campo del deporte se han ido transformando estas percepciones como consecuencia de la creciente repercusión que tiene este ámbito dentro de los medios.

 

Del otro lado de la pelota: identidad y mercado en el fútbol argentino

 

Las primeras manifestaciones deportivas que se conocen dentro del territorio argentino son las relacionadas con las comunidades aborígenes que habitaban estas tierras con anterioridad a la llegada de los colonizadores. Durante la etapa de dominación española, las primeras notas que se tienen sobre actividades relacionadas con el deporte datan de 1610, cuando en Buenos Aires se desarrollaron las primeras corridas a caballo que, en su evolución, terminaría conociéndose por lo que hoy se define como el “deporte nacional” : el Pato.

 

Más allá de estos antecedentes, el verdadero auge en el deporte argentino llegó junto con los inmigrantes que arribaron a Argentina a principios del siglo XX. De la mano de los ingleses comenzó a conocerse el deporte que en la actualidad es el más popular del país y el que mayores cantidades de dinero maneja en concepto de recaudaciones por entradas, transmisiones televisivas, transferencias de jugadores y ventas de productos.

 

Precisamente, las transmisiones televisivas forman el núcleo en torno al cual giran muchas de las preguntas que orientaron este trabajo. Es que la situación en la que se dan las concesiones de los derechos de los encuentros por parte de la Asociación del Fútbol Argentino conforman uno de los terrenos mas criticados por el ambiente del deporte – negocio. La entidad rectora del fútbol en Argentina firmó a inicios de la década de los noventa un contrato con la empresa Torneos y Competencias, a través del cual se cedían todos los derechos de la retransmisión de los partidos hasta 2014, incluyendo torneos oficiales y amistosos. De esta manera, la empresa se aseguró manejar los tiempos del fútbol argentino a su gusto, moderando también, los contenidos que son comunicados.

 

Este, es quizás, el acontecimiento que más relevancia tenga en lo que respecta al análisis que desea hacerse desde este trabajo, ya que el poder que acumula Torneos y Competencias como consecuencia de poder disponer de la totalidad de recursos para manejar el total de la información relacionada con este deporte.

 

Teniendo en cuenta que en la actualidad uno de los factores que inciden en la construcción de la identidad colectiva es el de los medios de comunicación, hay que pensar en el rol que cumple la única empresa que cuenta con la posibilidad de utilizar imágenes correspondientes al deporte con mayor poder de convocatoria de nuestro país. Para ello hay que tener en cuenta algunas cuestiones básicas que hacen a la estructura del sistema de significaciones que se establece en Argentina en cuanto al fútbol, trazando relaciones con productos que partan de esta empresa.

 

Considerar los ‘roles' que se construyen a partir de la producción de sentidos realizada por Torneos y Competencias hace a la consolidación de pilares fundamentales del escenario del fútbol. En los programas que se emiten por la señal TyC Sports no se realizan investigaciones acerca de los negociados de la Asociación del Fútbol Argentino con empresas multinacionales, ni los arreglos de los clubes más cercanos a la entidad con clubes extranjeros para el traspaso de adolescentes jugadores a cambio de escasas cantidades de dinero.

 

Hay que tener en cuenta, también, la construcción que se realiza de los barras brava, ya que en la actualidad es un tema que ocupa la atención de todos los medios. Si bien en este caso los periodistas e informes que hacen a la expresión de este medio sobre el tema tienen como objetivo la crítica a la violencia, todo queda en eso y no se realizan investigaciones profundas. Se muestra a los integrantes de los sectores violentos en su ámbito, en la tribuna y se los suele describir como gente de recursos económicos escasos, generando así la idea de que el contar con poco poder económico engendra ese tipo de violencia. Estas actitudes de la señal logran confirmarse cuando se descubre a los líderes de la “barra brava” del Club Atlético River Plate, quienes pertenecen a familias de un alto poder adquisitivo, lo que causó sorpresas en los conductores del programa ‘Estudio Fútbol'.

 

La relación con el capitalismo forma parte de uno de los debates más complejos en la actualidad alrededor del deporte. Es que cientos de empresas se encargan de hacer publicidad de sus productos en los diversos equipos, lo que llevó a la consecuencia de que se considere al fútbol como negocio. Pero ¿qué factores han influido en esta concepción?

 

En nuestro país, el fútbol representa una de las industrias que mayor caudal de dinero genera. El costo total de las transferencias anuales se encuentra por encima de los veinte millones de dólares, sin considerar todo lo que se produce en concepto de entradas y el popularmente moderno merchandising . Esta nueva concepción, ha derivado en la repentina quiebra y desaparición de muchos clubes tradicionales argentinos que ante la imposibilidad de poder gestionarse y mantenerse al nivel económico del resto de los clubes debieron cerrar sus puertas, dejando de prestar los servicios sociales que se relacionan directamente con las actividades deportivas.

 

El espacio y el tiempo han sufrido modificaciones también en cuanto a sus acepciones típicas. Es que a partir de la mediatización de las transmisiones deportivas se han acortado las distancias para aquellas personas que desean seguir la actividad deportiva que se desarrolle en cualquier parte del mundo. Debido a esta visión globalizadora es que se ha llegado, por ejemplo a 2.500.000.000 de televidentes para un partido de fútbol . Así, en la actualidad, se suele dar mayor importancia a encuentros de ligas europeas que a los partidos que se juegan sobre suelo argentino.

 

Conclusión:

 

En el marco de un sistema capitalista y globalizador es difícil que las actividades más cotidianas resulten ajenas a los marcos rectores establecidos. Esto es sin dudas lo que sucede con la actividad deportiva. Se ha convertido durante la segunda mitad del siglo pasado en un foco de atracción para las ambiciones políticas y económicas de los sectores más poderosos de la sociedad.

 

En la actualidad, y con el creciente desarrollo de los medios masivos de comunicación se han difundido por los más remotos rincones del planeta todos los elementos que conforman el universo de significación de esta esfera. Como se vio en el ejemplo argentino, las visiones carecen de heterogeneidad en muchos casos, debido a los distintos monopolios que se conforman en torno al poder de la información deportiva.

 

El crecimiento de la industria del deporte es una constante que día a día provoca cambios significativos en las sociedades, comenzando por las planificaciones urbanas en donde se construyen estadios hasta la explotación de los jóvenes africanos en las ex colonias europeas. Por ese motivo, el mercado deportivo debe estar constantemente bajo una mirada interdisciplinaria que permita ver en su totalidad las problemáticas generadas a partir de las ambiciones de quienes ven en el rodar de la pelota un botín colmado de dinero.

 

Bibliografía:

 

•  Erich Hobsbawm, La izquierda y la política de la identidad, en New Left Review, Nº 0, Akal Ed. Madrid, 200.

•  Héctor Schmucler y Patricia Terrero, Nuevas tecnologías y transformaciones del espacio urbano, Telos 32, Fundesco, Madrid, 1993.

•  Joel Kovel, El enemigo de la naturaleza, Buenos Aires: AC Tesis 11.

•  Andrés Dimitriu, Magallanes en bermudas: turismo, organización territorial y crisis, Revista Científica Digital Pensamiento Comunicacional Latinoamericano, volumen 2, número 4, UNESCO.

La diferencia entre directos e indirectos surge de la distinción entre deportistas y el contexto que los contiene. En este se pueden mencionar, dirigentes, políticos, barras bravas, entre otros.

Erich Hobsbawm, historiador inglés.

Según Hobsbawm un individuo no posee una única identidad, sin embargo, dentro de las posibles hay una que prima por sobre las demás y guía la actitud política.

El psiquiatra y psicoanalista estadounidense Joel Kovel es profesor en el Bard College. Es coautor, junto con Michael Löwy, del Manifiesto ecosocialista (París, septiembre de 2001). Su libro más reciente, El enemigo de la naturaleza , ha sido publicado por Palgrave (Zed Books, London).

Schmucler Héctor y Terrero Patricia, Nuevas tecnologías y transformaciones del espacio urbano , Telos 32, Fundesco, Madrid 1993.

El Pato es considerado como deporte nacional desde la década del 50 cuando en el gobierno de Juan Domingo Perón se elaboró el decreto que así lo manifiesta. Esta actividad había estado prohibida por siglos, considerada como “bárbara”.

La Asociación del Fútbol Argentino es el ente regulador de la actividad en nuestro país. Su presidente, Julio Grondona se encuentra en el cargo desde hace más de veinte años.

TyC Sports es el canal principal de la empresa Torneos y Competencias que también tiene productos en Canal 13, Fox Sports, América TV. Además cuenta con radio La Red , de alcance nacional, y es responsable de la revista El Gráfico, la más popular y tradicional dentro del ambiente deportivo.

Se denomina merchandising a todos los productos elaborados por los clubes, puestos a la venta para sus seguidores.

El dato corresponde a la final de la Copa del Mundo de futbol Corea – Japón 2002.